OBJETIVOS DE LA REUNIÓN

La principal hipótesis se basa en la aparición de modificaciones de los procesos y rutas metabólicas normales que ocurren en las células cancerígenas y que no acontecen en las células sanas. Esto desencadena alteraciones de las concentraciones normales de ciertos metabolitos en suero y plasma, que pueden ser detectadas y analizadas a partir de muestras de sangre.

La metabolómica se considera la última disciplina en la cascada de las ómicas, la más cercana al fenotipo, y por tanto la más representativa del estado del organismo en un momento puntual, ya que es capaz de detectar y cuantificar los cambios en los niveles de determinadas moléculas. Así pues, su adecuado uso permitiría identificar perfiles, huellas o firmas metabólicas que ayuden, en última instancia, al descubrimiento de factores de riesgo y biomarcadores que caractericen el proceso evolutivo del cáncer.

Esta técnica de análisis permitiría ahorrar tiempo, coste y esfuerzo a la hora de obtener un diagnóstico temprano y definitivo, debido a la sencillez y rapidez de su aplicación, especialmente en circunstancias en las que otras pruebas diagnósticas no son concluyentes. De este modo, gracias a los avances tecnológicos de estas herramientas analíticas, la capacidad de detectar los metabolitos de bajo peso molecular en un biofluido (ya sea sangre u orina) proporcionaría una robusta plataforma para la identificación cómoda y eficaz de aquellas “firmas metabólicas” que permitan revelar la presencia del tumor.

Numerosos estudios se han llevado a cabo hasta la fecha con el objetivo de evaluar la posibilidad de emplear estas firmas metabólicas como biomarcadores específicos para la identificación precoz de tumores, respuestas al tratamientos o formación de resistencias al mismo, existencia de progresión clínica o presencia de localizaciones metastásicas; aunque requieren todavía completar un proceso de validación en las diferentes patologías.

Asimismo, la aplicación clínica de la inmensa cantidad de información generada a tratamientos antineoplásicos generalizados dependerá, en su mayor parte, del desarrollo e implementación de herramientas de última generación adecuadas al análisis masivo de estos datos, por lo que se considera de vital relevancia su incorporación en un futuro inmediato.

En conclusión, en este encuentro pretendemos repasar no sólo los últimos avances sobre la aplicabilidad clínica de la metabolómica en cáncer, sino también ahondar en su integración con otras técnicas de biopsia líquida, conocer los progresos técnicos y metodológicos significativos y la utilidad de la minería de datos y la bioinformática en el ámbito de la oncología.

Este sitio web utiliza cookies de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies